La propuesta fue presentada en una jornada realizada el pasado jueves a cargo de expertos en la materia donde se presentaron datos y experiencias de esta nueva forma de producir.

El Municipio de Coronel Pringles a través de tres áreas involucradas en el tema como las Direcciones de Producción, Bromatología, Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable, llevó acabo las 2ª Jornadas de Agroecología en instalaciones del Complejo Cooperativa de las Artes.

El Ing. Agr. Eduardo Cerdá fue uno de los expositores, quien señaló que “desde la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de La Plata donde Agroecología es una materia dentro de la carrera para Ing. Agrónomo, decimos que la Agroecología es la agronomía de los próximos años. No es una alternativa sino que estos sistemas, esta forma actual de producir, está muy claro que tiene muchos problemas con resistencia de malezas cada vez mayor, con un uso muy importante de agroquímicos con todas sus consecuencias que esta trayendo en la salud, en el ambiente. Hoy, después de 25 años de este modelo, se ve más claro, y pensamos que es hora desandar ese camino donde la agroecología es la herramienta”.

En cuanto al uso de productos químicos, manifestó que “en muchas zonas va en aumento pero no siempre va de la mano de un mayor rendimiento. Muchas veces, como nos está pasando ahora, las condiciones climáticas son un obstáculo. El productor se prepara para tener un mayor rendimiento comprando productos pero hoy la inversión, si la pensamos con respecto a 20 años atrás, es tres o cuatro veces más para sacar, muchas veces, ni el doble. Entonces el productor tiene que pensar si sigue comprando productos, si sigue aumentando sus costos cuando los rendimientos apenas han aumentado un poco. Estamos hablando de cultivos de esta zona como trigo, cebada, avena que depende mucho de las condiciones climáticas”.

“Nosotros vemos a la agroecología –prosiguió Cerdá- que tiene que ver con la salud y con el equilibrio (ecológico), como una forma de producir más segura, más rentable y menos contaminante para el que tiene que trabajar o manipular los envases de agroquímicos, y no es una cuestión que se vaya a intoxicar y se sienta mal al otro día, sino que es una cuestión acumulativa que lo podrá visualizar en 15 o 20 años que muchas veces puede culminar con la pérdida de salud importante como lo estamos viendo en muchos lugares de Argentina”.

Destacó que “muchas veces el productor siete olor a agroquímico pero no ve la máquina, es decir que está a una distancia que visualmente no la percibe y sin embargo se huele el producto y esto nos está indicando que si se huele es porque se vuela, el producto está llegando. A veces son dosis muy bajas para los vegetales que no siempre se ven en los efectos pero en muchos lugares se ve en la forestación de las ciudades los efectos como, por ejemplo, Trenque Lauquen donde se ve una pérdida importante de su forestación urbana. Yo creo que la mayoría de las ciudades tiene problemas de la deriva de agroquímicos”.

Destacó que “muchos productores están colaborando, tratando de producir sin agroquímicos, no solo para bajar los costos, sino para vender un producto con menos agroquímicos y están logrando muy buenos rendimientos. Hay que entender que la mayoría son alimentos, aunque algunos vayan para animales. Un animal que está consumiendo soja o maíz tiene una carga muy, muy importante de agroquímicos y eso termina siendo nuestra alimentación”, aseguró Cedrá para quien, además, “este sistema actual es altamente dependiente de agroquímicos. Desde el punto de vista económico es de un costo muy grande haciendo muy poco viable las explotaciones agropecuarias, por eso casi todos van a hacer soja porque sería lo que tiene más margen pero hay zonas, como esta, donde los rendimientos no son tan importantes como para que la soja te salve. Acá lo importante, muy importante, es tener la complementación con la ganadería, la rotación de cultivos, mejorar la fertilidad para que el trigo y la cebada tengan buenos rendimientos con bajos
costos. Consideramos que Pringles puede trabajar muy bien agroecologicamente”.

En cuanto al rol del estado dijo “nosotros también vemos que el estado nacional y provincial pone el énfasis en el mejor uso de los agroquímicos; y nosotros creemos que eso está mal porque es algo peligroso y habría que ajustar mucho más. Esto está generando muchos perjuicios que los estamos evaluando y que generará antecedentes de que una tecnología impacte sobre otra”.

Refiriéndose a los municipios dijo que “estos deben intervenir, estar al tanto de cómo se está produciendo, del cuidado de su recurso suelo porque si se va cayendo la fertilidad cada vez rinden menos los suelos por lo tanto las cosechas son más pobres” y lleva a que esa comunidad “desaparezca”.

Aseguró que “la comunidad que perdió su fertilidad perdió su soberanía alimentaria; y un tipo de agricultura que está envenenando los campos, que está perdiendo fertilidad, está hablando de un problema de enfermedad” para sus habitantes.

El Ing. Agr. Eduardo Cerdá calificó de “muy provechosa la jornada porque esta reunión la propició el Municipio de Pringles donde el Intendente, en la reunión previa que mantuvimos, se manifestaba preocupado, con ganas de conocer más y de que manera empezar a cuidar más estos recursos, trabajando para que los productores vean esta alternativa por lo que me han planteado volver a tener otra charla a principios del 2017, de apoyar a los productores que quieran trabajar como lo están haciendo otros municipios y que pueden mostrar que se puede producir muy bien sin usar agroquímicos”, concluyó.