Diferentes áreas comenzaron a separar los residuos con el objetivo de lograr un cambio cultural en los empleados y funcionarios. Es la primera etapa que tiene como fin, llegar a la separación en origen.

A partir de esta mañana, las oficinas municipales comenzarán a separar los residuos que producen para contribuir a la mejora del medio ambiente pringlense, dado que los deshechos que allí se originan permiten un importante grado de aprovechamiento.

Esta medida forma parte del Plan Trianual de Concientización Ciudadana y Optimización del Tratamiento de los Residuos Sólidos Urbanos por el cual se dispone la separación de los residuos en los organismos y dependencias del Municipio. El Decreto 500/16 firmado por el Intendente Carlos Berterret busca fomentar un cambio de hábitos en los empleados y funcionarios municipales de forma gradual, a través de metas interinas y finales, proyectadas en un cronograma temporal que facilite la adecuación correspondiente a las actividades relacionadas con esos objetivos.

 

Los residuos se separarán en dos fracciones: Reciclables y No Reciclables. Los reciclables son los producidos por botellas, envases, tapitas, papel film, bolsas, sachets, potes, sillas, bidones, telgopor, radiografías, vajilla descartable limpia y seca, papel blanco o de color (impreso o no), cartulinas, sobres de todo tipo de papel, diarios y revistas, folletos, guías telefónicas, cajas, cajas de huevos, rollos de papel, envases tetra-brick de jugo, vino, salsa, leche, frascos, envases de vidrio transparente o de color, ropa en desuso, sábanas y manteles viejos, trapos. Todos los residuos mencionados, en la medida que estén siempre secos y limpios.

La otra fracción es compuesta por los residuos no reciclables: restos de comida o poda; papel y cartón engrasado o con restos de comida, papel y cartón laminados o plastificados, servilletas y pañuelos descartables, papel de fax, tickets de papel termal, papel fotográfico, carbónico, metalizado o autoadhesivo, envoltorios de golosinas, vasos encerados; envases sucios o con restos de comida, envases con restos de pintura, solventes, pegamentos, envoltorios de golosinas, biromes, toallitas femeninas y pañales, CDs, DVDs.

En cada área serán distribuidos dos recipientes, uno para cada tipo de residuo, con la cartelería informativa correspondiente para que cada persona sepa en qué lugar depositarlos.

Además, en el decreto se invita a adherir al proyecto a otras oficinas públicas como el Honorable Concejo Deliberante, Consejo Escolar, Policía Comunal, AFIP, ANSES, Cooperativa Eléctrica y demás entes de la administración pública nacional provincial y local cuyas oficinas se encuentren en el partido de Coronel Pringles.

Esta campaña que comienza en el municipio tiene como objetivo final llegar a todos los vecinos de Coronel Pringles para realizar la separación de residuos en origen, pero recién es el comienzo de un plan que busca cambiar la cultura ambiental local y lograr la sustentabilidad de sus medidas.

 

   

 

 

 

 

 

   

 

 

   

 

 Concejo Escolar